Categorías
Propiedad industrial

Invención y patente

El día de hoy, 9 de noviembre, es el día del inventor. Este día se conmemora en honor de la actriz e inventora Hedy Lamarr, inventora del sistema de espectro ensanchado y, gracias a la cuál, hoy podemos tener conexión Wifi. En su honor, y en el de este día, vamos a profundizar más sobre la invención y su protección mediante patente.

Breve mención a Hedy Lamarr.

Hedy Lamarr fue una actriz que participó en películas como Argel (1938), Sansón y Dalila (1949) o Mi espía favorita (1951).

Además de esto, y por si no fuera suficiente con su carrera como actriz para obtener un gran reconocimiento, Hedy Lamarr fue también ingeniera de telecomunicaciones e inventoradel sistema de comunicaciones denominado “técnica de transmisión en el espectro ensanchado”, en el que se basan todas las tecnologías inalámbricas de que disponemos en la actualidad tales como el Wifi.

Durante la II Guerra Mundial, conociendo las líneas de Gobierno seguidas por Hitler, Hedy decide aportar sus conocimientos como ingeniera de telecomunicaciones para mejorar las comunicaciones de los ejércitos aliados.

Debido a que las comunicaciones eran muy inseguras y vulnerables, Hedy ideo un sistema muy simple, pero a la vez muy eficaz, mediante el cual se transmitían las comunicaciones fraccionándolas en pequeñas partes, transmitiéndose secuencialmente y por distintas frecuencias, siendo imposible reconocer el mensaje sin conocer previamente el código de cambio de canales con anterioridad.

Dicho sistema se registró el 11 de agosto de 1942, firmando Hedy Lamarr bajo su apellido de casada H.K.Markey.

Patente registrada por Hedy Lamarr.

Este sistema es el que se conoce como “técnica de transmisión en el espectro ensanchado”, y tras haber sido mejorado, se utiliza en la actualidad muchos sistemas orientados a voz y datos, tanto civiles como militares, así como en todas las tecnologías inalámbricas de que disponemos en la actualidad, como el Wifi o el BlueTooth.

Para ampliar la información sobre Hedy Lamarr, podéis consultar la web de mujeres con ciencia.

La invención

Invención para la RAE es la acción o efecto de inventar; e inventar, es hallar o descubrir algo nuevo o no conocido.

A los efectos que nos interesan, la invención se puede definir como una creación del intelecto humano consistente en un sistema o conjunto de reglas que actúan sobre la naturaleza para poner a esta a su servicio, teniendo como resultado un producto, técnica o aplicación en la industria.

La protección de las invenciones.

Dado su importante valor para la industria, por los avances que suelen conllevar las invenciones, es importante proteger estas, debido al impacto económico que estas suelen conllevar.

Las posibilidades que puede conllevar, económicamente hablando, el descubrimiento de una invención, así como la posibilidad de su explotación económica en exclusiva, pueden ser un estimulo suficiente para dedicar grandes esfuerzos en investigación que, si no se protegen correctamente, pueden conllevar grandes pérdidas de dinero y esfuerzo.

Es por ello, que la protección jurídica de estas creaciones intelectuales sea un paso fundamental en el trabajo de todo inventor.

Si no pudieran protegerse las invenciones, nadie dedicaría el esfuerzo y trabajo que suponen a cambio de realizar una invención.

Por ello, el establecimiento de un sistema de protección de las invenciones representa un factor esencial de promoción e impulso necesario para que exista esa motivación a crear nuevas invenciones. De no existir este sistema, las empresas o investigadores no dedicarían el esfuerzo intelectual, el trabajo y los recursos necesarios para crear nuevas invenciones.

La protección de las invenciones mediante la concesión de derechos de exclusividad en su explotación, constituye un factor que favorece y estimula la competencia entre empresas.

La patente

El término patente deriva de que el inventor desvela y describe (es decir, hace patente) su invención.

La patente es el sistema principal de protección de las invenciones industriales y que se regula dentro de lo que se conoce como propiedad industrial.

Atendiendo a la naturaleza de la patente, tendríamos patentes de producto o de procedimiento.

Además, la persona que lleve a cabo la invención podrá instar el procedimiento optando entre la patente nacional, patentes europeas, o la patente vía PCT o patente internacional.

Las invenciones patentables.

La Ley de Patentes (Ley 24/2015, de 24 de julio) establece en su artículo 4.1 que son patentables aquellas invenciones que sean:

  • Nuevas;
  • Que impliquen actividad inventiva; y
  • Sean susceptibles de aplicación industrial.

Así por tanto, para que un sistema, regla u herramienta sea patentable es necesario que sea una invención, que sea nueva, que implique una actividad inventiva, y que sea susceptible de aplicación industrial.

Ese mismo artículo, en su párrafo cuarto fija que creaciones no se consideran patentables, siendo estas:

a) Los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos;

b) Las obras literarias, artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras científicas;

c) Los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenadores; y

d) Las formas de presentar informaciones.

La novedad

Para que una invención sea considerada nueva, es necesario que no esté comprendida en el estado de la técnica. Así lo exige el artículo 6 de la Ley de Patentes.

Según dicho artículo, el estado de la técnica está constituido por todo lo que antes de la fecha de presentación de la solicitud de patente se ha hecho accesible al público en España o en el extranjero por una descripción escrita u oral, por una utilización o por cualquier otro medio.

Se trata por tanto de una novedad absoluta o universal.

Actividad inventiva

Según establece el artículo 8 de la Ley de Patentes, se considera que una invención implica actividad inventiva si aquélla no resulta del estado de la técnica de una manera evidente para un experto en la materia.

Es decir, para que una invención pueda ser protegida por patente no basta con que la misma sea nueva. También es necesario que esa regla implique un cierto grado de aportación creativa de su autor.

Aplicabilidad industrial

El artículo 9 entiende que una invención tiene aplicación industrial cuando su objeto puede ser fabricado o utilizado en cualquier clase de industria, incluida la agrícola.

Es decir, la invención susceptible de patentarse es aquella que pertenece al ámbito de la técnica o de la industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *