Categorías
Esports y gaming Propiedad industrial

Epic Games (Fortnite) vs. Apple y Google

El dia de ayer, 13 de agosto de 2020, Epic Games y el hastag #freefortnite fueron tendencia en Twitter debido a que esta desarrolladora de videojuegos, conocida fundamentalmente por ser la titular del videojuego de gran éxito Fortnite, había demandado presentado una demanda antimonopolio contra Apple.

Además, dicha demanda la hizo pública de forma muy notoria, anunciando incluso que iban a publicar un cortometraje dentro del videojuego Fortnite, parodiando el famoso anuncio de Apple en el que se hacía referencia a la obra de George Orwell ‘1984’, dirigido por Ridley Scott.

Hoy, 14 de agosto de 2020, presentan una demanda similar también contra Google alegando nuevamente que sus conductas a través de su Play Store suponen conductas monopolísticas.

Epic Games está dispuesta ha enfrentarse contra dos de las compañías más grandes a nivel mundial, y se dispone a hacerlo haciendo honor a su nombre, de una forma épica. Comienza así la batalla de Epic Games (Fortnite) vs. Apple y Google.

Pero, ¿qué ocurrió exactamente y como se llegó hasta este punto? Vamos a analizarlo a continuación cronológicamente:

La rebeldía de Epic Games.

Si un usuario tiene descargada la aplicación de Fortnite a través de la App Store (la tienda de aplicaciones de Apple) o de la Play Store (la tienda de aplicaciones de Google), y realizas una compra para dicho juego (por ejemplo monedas, packs o pases de batalla) a través de dicha aplicación, tanto Apple como Google cobrarán un impuesto del 30% sobre dicha venta.

Así mismo, ambas compañías también requieren que los desarrolladores de software que deseen vender contenido digital lo hagan a través de sus Store.

Esto, a su vez, impide que Epic Games pueda ofrecer a los consumidores su propia tienda de aplicaciones dado que Apple y Google les estarían obligando a distribuir Fortnite exclusivamente a través de sus Stores y utilizando exclusivamente sus servicios de pago, causando (según ellos mismos dicen) que Epic Games tenga que cobrar precios más altos a sus usuarios en las compras realizadas a través de estas stores para pagar ese impuesto del 30%.

Epic Games -tal y como explican en la demanda de la que posteriormente se hablará- considera que estas medidas impuestas por Apple y Google resultan anticompetitivas y monopolísticas. Por ello, en la fecha anteriormente señalada, Epic Games decide añadir en su aplicación de Fortnite una opción de pago directo, junto a la opción de pago de la store, dando a los usuarios la opción de continuar haciendo compras usando el procesador de pagos de App Store o de Google Play, o usar el sistema de pago directo de Epic.

Apple y Google dejan a Fortnite en la tormenta.

Como medida por incumplir las directrices de la App Store, Apple decidió eliminar el juego Fornite de su aplicación.

Como ya se ha dicho, Epic Games también implementó dicho sistema de pago propio en la store de Android (Play Store), lo que lleva a Google a una decisión similar a la de Apple, eliminando el juego de la App Store, aunque, en este caso, los usuarios de Fortnite si podían seguir descargando la aplicación de Fortnite en los móviles Android usando el propio lanzador de aplicaciones de Epic, que distribuye de forma independiente a través de cualquier navegador web móvil.

Tras esta eliminación, Fortnite contestó a la misma publicando el cortometraje burlándose de Apple y haciendo referencia a la novela ‘1984’, de George Orwell, tal y como hizo Apple en su momento.

Asimismo, además de dicho cortometraje, Epic Games presenta una demanda civil ante el Distrito Norte de California por conductas antimonopolísticas (antitrust) contra Apple, y posteriormente otra demanda similar contra Google.

La demanda antitrust de Epic Games.

En dichas demandas presentadas por Epic Games, los argumentos son similares, por lo que intentaré resumirlos de forma conjunta:

  1. Epic Games considera que las conductas de Google y Apple son injustas y anticompetitivas, y suponen un monopolio en dos mercados diferentes: (i) el Mercado de Distribución de Aplicaciones, y (ii) el Mercado de Procesamiento de Pagos.
  2. Afirman que Google y Apple dominan el mercado de distribución de sistemas operativos móviles, lo que llevan a cabo mediante diversos actos anticompetitivos y restricciones ilegales de competencia. Ambas compañías a través de una variedad de restricciones contractuales, impiden a los usuarios a descargar aplicaciones de cualquier fuente que no sea la propia tienda de Apple o Google.
  3. Según Epic, el resultado es que los desarrolladores no pueden vender o distribuir sus aplicaciones a menos que utilicen la Store de Apple o de Google y accedan a los términos y condiciones de ambos.
  4. El caso de Google es más complicado que el de Apple, ya que estos siguen permitiendo la descarga de Fortnite en Android, únicamente lo han eliminado de la Play Store. Epic Games está específicamente preocupado por la posición fuerte de Google Play Store como distribuidora de aplicaciones Android, y el requisito de Play Store de que las aplicaciones alojadas usen la facturación de Play Store para cualquier compra dentro de la aplicación.
  5. Epic Games, tal y como dejan claro en sendas demandas, no busca una compensación monetaria a través de la interposición de estas demandas. Lo único que pretende es acabar con el impuesto del 30% que ambas compañías establecen y con la obligatoriedad de distribuir los juegos para móviles a través de sus stores, impidiendo a otros distribuidores comerciar con sus propias aplicaciones.

Conclusiones

Vista la reacción de Epic Games tras la eliminación de Fornite de la App Store, todo hace indicar que Epic ya tenía todo preparado y conocía cual iba a ser la reacción de Apple y de Google ante su conducta, seguramente porque llevaran meses negociando sobre dichos impuestos y la posibilidad de perdonarlos o de permitir a Epic implementar su propia aplicación de juegos para Fortnite y, ante la negativa de dichas compañias, decidiera optar por esta vía dando mayor notoriedad al asunto (y a su vez, una mayor publicidad para Fortnite ya de paso).

Además, en la demanda interpuesta, Epic Games se ha erigido en defensor de los más débiles ya que, como el propio Tim Sweeney (fundador y CEO de Epic Games) ha publicado en Twitter, y como argumentan en su demanda, ellos luchan por plataformas abiertas y cambios de políticas que beneficien a todos los desarrolladores, sobretodo a los Third Party (empresas independientes que no pertenecen a las grandes plataformas) o a las desarrolladoras más pequeñas.

En entradas posteriores comentaré el contenido de sendas demandas interpuestas por Epic Games, y se desarrollará en que consisten las medidas de competencia o antitrust.

Así mismo, si os interesa saber más sobre como se protegen los videojuegos, podéis echar un vistazo al artículo publicado al respecto de ‘Los videojuegos y la Propiedad intelectual’

Una respuesta a «Epic Games (Fortnite) vs. Apple y Google»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *